Los SSO trabaja en la prevención de conductas suicidas

 

El Suicidio está considerado un problema de salud pública, rodeado de tabúes, estigmas y mitos; cada caso, constituye una tragedia que afecta gravemente no solo a los individuos, sino también a las familias y sociedad en su conjunto, de ahí, que los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) cuentan con unidades médicas de primer nivel, donde se brinda a la población que lo requiera orientación psicológica para prevenir conductas suicidas.

Además, de fomentar estilos de vida saludables, como actividades sociales, culturales y recreativas, toda vez que, en los últimos tres años las cifras de muerte por suicidios en el país han ido en aumento, en el rango de los 14 a 29 años de edad, siendo más frecuente en los hombres, mientras que, las mujeres cometen más intentos suicidas que no se consuman, informó la jefa del departamento de Enfermedades No Transmisibles de los SSO, Sueyleng del Carmen Pineda Rodríguez.

En el contexto del “Día Mundial de la Prevención del Suicidio” que se celebra este 10 de septiembre por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el lema: “Crear esperanza, a través de la acción”, mencionó que sentir ansiedad o tristeza es normal en las personas, no obstante, cuando este sentimiento es con más frecuencia, al grado de pensar en querer morir, existe el riesgo de suicidio.

De ahí, la importancia, dijo, de generar consciencia sobre la importancia de establecer una acción colectiva entre amistades, familiares, compañeros de trabajo y miembros de la comunidad, aunado, a acudir con él o la profesional de la salud para solicitar ayuda y recibir el tratamiento psicológico o psiquiátrico, por lo que la tarea para prever este tipo de conducta involucra a todas y todos.

Señaló que las causas que orillan a que una persona decida quitarse la vida son variables e indeterminados, sin embargo, padecer de algún trastorno mental como la depresión, haberse quedado sin trabajo o tener problemas económicos, perder a un familiar, padecer alguna enfermedad terminal como cáncer, y consumir drogas o alcohol, hablar de querer morir, o desear matarse, de sentirse sin motivos para vivir, son señales de advertencia que no deben pasar desapercibidas.

En este sentido, dijo existe la “Estrategia de cinco pasos” para la prevención del suicidio: el primero, preguntar a la persona si está pensando en suicidarse; segundo, mantenerla a salvo, que significa reducir el riesgo de malos pensamientos o algún objeto que pudiera ser letal; tres, estar presente, escuchar atentamente para entender que la persona está en riesgo, reconocer y hablar.

Cuatro, ayudar a establecer una conexión con la línea de la vida, llamando al 01 800 911 2000, y cinco, mantenerse comunicado, estar en contacto con la persona que tuvo una crisis marca la diferencia.

Pineda Rodríguez, dijo que los SSO, cuentan con especialistas en salud mental en los centros de salud, y Centros de Atención Primaria en Adicciones (UNEME-CAPA) donde además de inhibir el consumo de drogas, abordan enfermedades mentales, actualmente se está trabajando con las instituciones educativas de universidades, bachilleratos en acciones de promoción de la salud.