Consolidan productos artesanales en mercado internacional; exportarán nueva marca oaxaqueña

 

Con el trabajo conjunto y la constante capacitación, la Fundación Ayú y productores oaxaqueños lograron la consolidación de diferentes productos en el mercado internacional, como la miel, el chocolate y el café.


A estos se suma la exportación que se hará de una nueva marca colectiva de mezcal “Corazón del cielo”, hacia la Unión Europea, la cual ha cobrado especial importancia en México y en el mundo por ser una bebida con un proceso de elaboración artesanal.


En un trabajo ininterrumpido de apoyo a los productores, la vicepresidenta de la Fundación, Narcedalia Ramírez, explicó que los productos que se exportan a la Unión Europea están hechos por manos indígenas, como en el caso de la miel, donde se agruparon 29 productoras de la Costa de Oaxaca y la Mixteca, que abarcan más de 15 comunidades y el 60% está habitado por mujeres.


En el caso del café, mencionó que son más de mil productores indígenas que cuentan con la certificación Orgánica por El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, por sus siglas en Inglés (USDA) y por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), mientras que del chocolate y el mole se apegan a las recetas tradicionales con la participación de 75 mujeres indígenas que perfeccionan sus técnicas para darle una vida útil de hasta un año.


La vicepresidenta de la Fundación ponderó la intervención de su organización que por más de 28 años ha acompañado la formación de productores de las diversas regiones de Oaxaca, y celebró la apertura de canales de comercialización en México y en el mundo para que productoras y productores de alimentos elaborados artesanalmente lleguen a mercados competitivos.


Narcedalia Ramírez, destacó que estas alianzas y logros que hoy alcanzan es por el trabajo conjunto que dan muestra de que “Lo Imposible, es Posible”, permitiendo reducir la brecha de pobreza y desigualdad y fortalecer la economía social de las comunidades y familias, además de la capacitación constante, incentivos, créditos, y sobre todo el acompañamiento técnico y asesorías que reciben de expertos que se suman a la visión de Fundación Ayú.